A la espera de que las autoridades “entreguen una minuta con medidas  y tiempos concretos a nuestro comité de crisis para evaluar la solución a lo que está ocurriendo”, se encuentra la dirigencia de la CNTC, según manifestó su presidente, Sergio Pérez.

El dirigente además agregó  que la medida de presión tiene carácter de indefinida y que los transportistas que se plegaron a ella actuarán con el debido respeto a los demás usuarios de las carreteras. “Vamos a estrangular la carreteras en todos los puntos con prudencia y el respeto máximo para los automovilistas, los vehículos de emergencia. Los camiones con medicamentos no sólo van a pasar, los vamos a escoltar para que lleguen a destino”, declaró.

Cabe mencionar que durante la madrugada de este jueves comenzó la movilización nacional convocada por la Confederación Nacional de Transporte de Carga como medida de presión al Gobierno y al Congreso, con el fin de obtener mayores medidas de seguridad para el desarrollo de su labor, particularmente en la zona de La Araucanía.

Muy temprano los camiones se apostaron en las bermas de las principales rutas de nuestro país y también puso observarse el bloqueo de una de las pistas de la vía que une Santiago con Valparaíso.

El Gobierno, a través del subsecretario del Interior, Juan Francisco Galli, realizó una evaluación de la situación a primera hora de este jueves.

“No hay mayores alteraciones en el tránsito de las principales rutas de nuestro país y tampoco en las principales ciudades. Durante la noche hubo interrupciones esporádicas y parciales en la ruta 5 y en la ruta 68 y Carabineros procedió a  restablecer el normal funcionamiento de las carreteras“, aseguró la autoridad.

Estado de Derecho

Durante la mañana de este jueves, el ministro  vocero de Gobierno, Jaime Bellolio, manifestó que existe una contradicción entre el discurso de los huelguistas y sus solicitudes. “Entiendo la frustración, entiendo la molestia (…) sin embargo no pueden solicitar restitución de Estado de Derecho y al mismo tiempo intervienen el Estado de Derecho”.

Luego de anunciar que el Gobierno hará uso de todas las herramientas que le otorgue la ley, el secretario de Estado señaló que la manifestación de voluntad para el diálogo de parte del Gobierno ha sido patente, pero que los procesos legislativos deben seguir su curso.“El Gobierno ya hizo su parte, pero tampoco podemos comprometernos a que la legislación salga así no más”.

En tanto, desde el Ministerio de Defensa, el ministro Desbordes aseguró entender las solicitudes del gremio, pero los conminó a entender que el conflicto requiere de la intervención de los distintos poderes del Estado.

“Yo entiendo que eso tiene a los camioneros en alerta y movilizados. Uno tiene que ponerse en los zapatos de ellos y no puede menos que comprender y solidarizar con lo que está pasando. Son el Estado, el Gobierno, el Ministerio Público y el Poder Judicial los llamados a solucionar el problema”, afirmó Desbordes.

Se debe agregar que el paro de los transportistas no tiene respaldo unánime de las asociaciones y tampoco ha sido apoyado por el Sindicato de Choferes de Camiones quien, en la voz de su presidente, José Sandoval,aseguran encontrarse entre la espada y la pared y que esta movilización podría llegar a causar una agudización del conflicto en La Araucanía.

Déjanos tus comentarios: