Un creciente interés en revalorizar estas variedades propias y conocer su potencial para distintos usos en la industria vitivinícola, se ha desarrollado durante los últimos años. Bajo esta línea de trabajo, Chile participará en las PrimerasJornadas Latinoamericanas de Vino y Variedades Patrimoniales, a desarrolarse en forma virtual entre el 25 de agosto y 22 de septiembre.

Un grupo de investigadores del Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA) será el encargado de representar a Chile en esta actividad, así lo informó el Director Nacional de Inia, Pedro Bustos, quien además indicó que el evento busca dar a conocer la diversidad de variedades criollas existentes en ciertos países del continente americano, además de valorizar su potencial y fortalecer una red latinoamericana de colaboración en recursos genéticos de vid. “Será una buena oportunidad para mostrar el trabajo hecho por nuestros investigadores durante décadas que, sin duda alguna, ha ayudado a fortalecer un rubro que destaca en los mercados internacionales”, destacó la autoridad.

Las jornadas están dirigidas a productores, profesionales relacionados a la industria de la uva, el vino, el turismo y la gastronomía, enólogos, consultores, estudiantes, y periodistas y comunicadores de distintos países.

Uno de los profesionales chilenos que participa en la organización de esta actividad internacional, el investigador de Inia La Platina, Patricio Hinrichsen, explicó que “sobre la base de este patrimonio vitícola y genético único, con puntos en común entre los distintos países y a la vez diverso, se organizan estas Primeras Jornadas Latinoamericanas de Vinos y Variedades Patrimoniales”, destacó.

En tanto, otra de las organizadoras, la investigadora de Inia Raihuén, Irina Díaz, detalló que este evento internacional es organizado de forma conjunta por instituciones de Argentina (Inta, UMaza, Cambio Rural), Chile (Inia), Perú (Universidad Nacional Agraria La Molina), Bolivia (Fautapo) y México (Inifap). Además, la enóloga señaló que la actividad estará estructurada en cinco encuentros virtuales que se realizarán a partir del 25 de agosto y durante todo septiembre. En cada jornada se abordará un tema específico y se presentarán resultados de estudios en cuanto a historia, caracterización genética, agronómica y enológica de variedades criollas, caracterización de Denominaciones de Origen patrimoniales y experiencias comerciales.

Déjanos tus comentarios: