Antu Llanca y Danilo Nahuelpi, dos de los comuneros en que permanecen en huelga de hambre, fueron trasladados esta tarde desde la cárcel de Angol hasta el área de Urgencias del hospital de la misma ciudad.

De acuerdo a antecedentes preliminares, personal médico llegó hasta el complejo penitenciario para estabilizarlos y así proceder a llevarlos hasta el recinto asistencial ya señalado.

Rodrigo Curipán, vocero de los comuneros, afirmó que “estaban ya con más de 72 horas de huelga seca y esto indica que la situación se está agravando más, y nosotros la verdad es que seguimos esperando a que el Gobierno tome la iniciativa de poder juntarse con nosotros”.

Respecto a la propuesta de una mesa de diálogo, Curipán apuntó que esto “no es una situación antojadiza, sino una situación fundamental. Ellos pretenden continuar la huelga seca adentro hasta que el Gobierno pueda aceptar la idea que nosotros podemos conversar con ellos en una misma condición”, sentenció.

Déjanos tus comentarios: