El presidente de la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC), Juan Sutil, comentó los hechos de violencia entre civiles ocurridos el fin de semana en la Región La Araucanía.

Críticos de la acción apuntan que esto ocurrió a vista y paciencia de Carabineros, que, en medio de los enfrentamientos, sólo detuvo a quienes participaban en las tomas.

«Lo que percibo en la zona es que hay una inmensa mayoría; una mayoría sustancial -sobre el 95 o 98 por ciento de la ciudadanía, tanto mapuche como no mapuche- que está por la paz, por el desarrollo, por el crecimiento, el diálogo y el entendimiento», señaló a el Diario de Cooperativa.

«Lo que ocurrió en Curacautín es más bien sociedad civil radicalizada que se tomó una municipalidad y, finalmente, lo que ocurre es que la propia sociedad, la propia comunidad, dice: ‘Ya no tenemos tolerancia y queremos que esto no suceda’. Esto yo lo encuentro peligroso, porque puede ser escalable, violencia trae violencia», agregó el representante de la CPC.

«También logro entender la frustración que la sociedad puede llegar a tener por el hecho de que hay una suerte de inestabilidad, falta de Estado de Derecho, falta de diálogo, falta de construcción de una sociedad común».

Déjanos tus comentarios: