Tipo de poda, de acuerdo al tipo de variedad y manejo invernal del frambueso en medio del invierno, fueron algunos de los temas que Carmen Gloria Morales, investigadora de Inia Carillanca analizó vía on line para profesionales y técnicos de La Araucanía.

La actividad forma parte de ciclo de charlas sobre berries, que se ejecutan en el contexto del programa Gore-Inia Murtilla: generación de una alternativa económica competitiva para la Agricultura Familiar, la cual está basada en la producción y comercialización asociativa de murtilla, ejecutado por Inia Carillanca en las comunas de Freire, Chol Chol, Carahue y Collipulli. 

Durante la jornada se dio a conocer la fenología y requerimientos del frambueso, aspectos necesarios de conocer para realizar labores de manejo que permitan mantener un nivel comercial de la producción. 

También se dio a conocer otras labores en el manejo invernal de frambueso, como control preventivo de ataques de larvas del suelo y enfermedades producidas por hongos a través de un manejo integrado que incluye el uso de herramientas biológicas. Como indicación final, se explicó que el cultivo del frambueso compromete el uso del suelo por más de 5 años. “Por tanto, la proyección a largo plazo es fundamental, un buen manejo respecto de la nutrición, la sanidad, la poda y el aporte hídrico tendrá como resultado alcanzar los niveles productivos esperados”, puntualizó Morales.

Cabe indicar que el Instituto de Investigaciones Agropecuarias (Inia) es la principal institución de investigación, desarrollo e innovación agroalimentaria de Chile. Vinculada al Ministerio de Agricultura, cuenta con presencia nacional y un equipo de trabajo de más de mil personas altamente calificadas. 

Esta entidad ejecuta al año un promedio de 400 proyectos en torno a 5 áreas estratégicas: Cambio Climático, Sustentabilidad, Alimentos del Futuro, Tecnologías Emergentes, y Extensión y Formación de Capacidades.Estas iniciativas contribuyen al desarrollo agroalimentario sostenible del país, creando valor y proponiendo soluciones innovadoras a los agricultores, socios estratégicos y la población, generando una rentabilidad social que varía entre 15% y 25%, por cada peso invertido en cada uno de sus proyectos.

Déjanos tus comentarios: