El Ministerio Público confirmó que abrió una investigación en contra del alcalde de Lautaro, Raúl Schifferli Díaz, por el delito de abuso sexual en contra de una joven, luego que la víctima interpuso una denuncia en su contra en la Primera Comisaría de Carabineros de la comuna.

Los antecedentes preliminares dan cuenta que la mujer, de 28 años, estampó una denuncia en contra del jefe comunal por hechos ocurridos el viernes en la tarde al interior del domicilio del alcalde. En tanto, el jefe comunal hizo lo mismo ante la PDI, donde acusó extorsión.

La información fue confirmada por el fiscal vocero de la Fiscalía Regional, Roberto Garrido, quien precisa que “el viernes 19 de junio recién pasado, se inició una investigación por dos hechos, un supuesto delito de abuso sexual cometido en contra de una mujer adulta, delito que habría sido cometido por el alcalde de Lautaro y también se indaga un supuesto delito de extorsión cometido en contra de la misma autoridad”.

Garrido sostiene que “el caso es investigado por la Unidad de Delitos Sexuales del Ministerio Público, con el propósito de esclarecer los hechos denunciados, determinar si existen responsabilidades penales que atribuir y formular los cargos que sean correspondientes”.

LAS DECLARACIONES

Libertaddigital.cl tuvo acceso a la denuncia presentada en contra del jefe comunal por la joven víctima, cuya identidad será mantenida en reserva y también a la denuncia que hace Raúl Schifferli Díaz por extorsión ante la PDI.

La joven relata que el lunes 15 de junio, a eso de las 20 horas, toma contacto telefónico con el alcalde de Lautaro para pedirle ayuda económica, el jefe comunal le responde que el martes 16 vaya a buscar una caja de alimentos a la municipalidad. La denunciante se traslada hasta el edificio municipal, retira la caja de alimentos y en ese instante el jefe comunal le dice que se junten en su domicilio particular el viernes 19, después de las 18:00 horas, porque la municipalidad ya estaba cerrada en ese horario.

La joven –precisa la denuncia– llega al domicilio del alcalde a las 18.45 horas, donde es recibida por Raúl Schifferli, quien luego de invitarla a tomar asiento la agasaja con alimento. Allí –relata la víctima– el jefe comunal le conversa sobre las cajas con provisiones y de dónde proviene la ayuda. Y en ese momento le toma una mano, le dice que siempre le había gustado, la abraza, mientras le comenta que la puede ayudar. 

En ese momento –según la denuncia– se produce un forcejeo mientras el alcalde la trata de besar. 

La joven entrega una serie de detalles de índole sexual en su dramático testimonio, los que serán omitidos en este reportaje por respeto a la víctima, detallando una serie de tocaciones y de cómo en reiteradas ocasiones intentó zafar de la situación, siendo obligada por el alcalde, quien la lanzaba sobre la cama.

La víctima relata que el alcalde Raúl Schifferli la toma de las manos y la lanza a una cama que había a un costado de la sala de estar y se le abalanza encima, le dice que hace tiempo quería estar con ella, mientras ella forcejea con él. En su relato la víctima sostiene que Schifferlí se saca la ropa y queda desnudo de la cintura hacia abajo.

La joven entrega una serie de detalles de índole sexual en su dramático testimonio, los que serán omitidos en este reportaje por respeto a la víctima, detallando una serie de tocaciones y de cómo en reiteradas ocasiones intentó zafar de la situación, siendo obligada por el alcalde, quien la lanzaba sobre la cama.

Luego –precisa el relato de la joven– el alcalde le dice: “No quieres estar conmigo, no te gusto, no te voy a ayudar más, yo podría ayudarte en todo, tu estarías bien conmigo, fuera de mi casa, no me pidas más ayuda”, instante en que la besa nuevamente. 

En ese momento la víctima –sostiene el oficio– recibe una llamada de un amigo a su celular, a quien le pide que la vaya a buscar. En ese instante el alcalde le dice a la joven: “Estás segura que quieres irte de mi casa, estás segura que no quieres nada conmigo, conmigo lo vas a tener todo”, instante en que la denunciante logra zafarse del jefe comunal y realizar una serie de llamadas, según precisa el documento policial.

Luego –precisa el oficio– la joven muy desesperada llama a una amiga a quien le pide que la vaya a buscar, quien llega en un vehículo acompañado de su otro sujeto, quienes tras percatarse de la situación trasladan a la víctima hasta la Primera Comisaría de Carabineros, donde estampa la denuncia.

Los documentos a los que tuvo acceso Libertaddigital.cl revelan que tras escuchar el relato de la joven, los funcionarios de Carabineros le comunican al fiscal de turno de Lautaro lo ocurrido y el persecutor penal le instruye a los funcionarios policiales detener al alcalde por tratarse de un delito flagrante, pero no obtienen resultado porque afirman en el parte que no había moradores en el domicilio.

Raúl Schifferli Díaz, alcalde de Lautaro acusa que es víctima de una extorsión.

DENUNCIA EN LA PDI

El fiscal y Carabineros estaban en el operativo cuando el persecutor penal se entera que el alcalde de Lautaro, Raúl Schifferli, había presentado una denuncia por una supuesta extorsión acusando como autores a la joven y sus dos amigos.

En la declaración que el alcalde Raúl Schifferli presta en la PDI de Lautaro, relata que la joven lo llama por teléfono y le dice si ella lo puede visitar en su casa, a lo cual él accede. Una vez que llega –declara el alcalde– le ofrece algo de beber, allí la joven le agradece la caja de alimentos que le había conseguido y le cuenta que está sin trabajo.

En su testimonio, Schifferli reconoce que mientras la joven estaba en su casa, él llama al dueño del Supermercado Sandober con la intención de conseguirle trabajo, logrando que fuera contratada por media jornada.

El jefe comunal relata ante la PDI que la joven se puso muy contenta por su gestión y en ese momento llama a alguien para que la fuera a buscar al domicilio, retirándose de la casa sin tener ningún contacto físico. 

En su declaración, Schifferli dice que esa noche llega a su casa un hombre, acompañado de una mujer, a los que no conoce, quienes lo comienzan a increpar por lo que le había hecho a la víctima, agregando que le dijeron que “nos arreglamos a la buena o a la mala”.

Shifferli añade en su declaración ante la PDI que afuera de su inmueble había un auto blanco donde estaba la joven que lo acusa, a quien le pidió que se bajara para aclarar lo que estaba sucediendo y reitera que los sujetos le decían que si no aceptaba lo iban a extorsionar. “Obviamente como no he hecho nada, no iba aceptar tal proposición”, afirma en su declaración. 

Déjanos tus comentarios: