El 30 de marzo Nidian Zambrano Zambrano (de 42 años) abandonó el Hospital Hernán Henríquez Aravena tras recibir el alta de los médicos. Estaba feliz, al igual que su familia, porque de alguna forma entendía que le había ganado la batalla al Covid-19.

Ese día fue llevada hasta su domicilio en la localidad de Lastarria en la comuna de Gorbea, donde pudo abrazar a sus tres hijos (dos mujeres y un varón), a quienes no veía desde el 23 de marzo cuando fue ingresada de urgencia tras ser diagnosticada con Coronavirus.

La paciente se desempeña como encargada del aseo del Centro de Salud Familiar de la localidad de Lastarria, que pertenece al Departamento de Salud de la comuna de Gorbea, el mismo lugar donde trabaja Lorena Durán Herrera (de 42 años), otra paciente que permanece internada y conectada a un ventilador mecánico en el Hospital Regional.

Nidian Zambrano Zambrano.

Pero la felicidad duró poco en la casa de Nidian porque –tal como lo han revelado especialistas– éste es un enemigo invisible y despiadado que no da tregua. Después de unos días la paciente comenzó con malestares y serios problemas para respirar durante la noche.

A tal punto que ayer la joven madre debió ser reingresada al Hospital Hernán Henríquez Aravena, donde permanece hospitalizada tras dar nuevamente positivo a Covid-19, situación que está siendo seguida de cerca por especialistas en epidemiología.

“LA SUPUESTA INMUNIDAD NO EXISTE”

La información fue confirmada a Libertaddigital.cl por Carlos Mena, dirigente nacional de Confusam y presidente regional de la Federación de Funcionarios de la Salud Municipal, quien precisó que “el caso deja de manifiesto y sepulta la tesis del Ministerio de Salud de que el caso confirmado adquiere inmunidad una vez que sea dado de alta”.

Mena aseveró que “acá en términos concretos lo que estamos viendo es el reingreso de una trabajadora de Salud Municipal, que da una confirmación positiva nuevamente a Covid-19 y hoy está bajo cuidados en el Hospital Regional, entonces la supuesta inmunidad adquirida no existe, y por lo tanto,  debemos seguir extremando las medidas de cuidado, sobre todo en los casos que no están siendo confirmados y están siendo dados de alta”.

Carlos Mena, dirigente nacional de Confusam y presidente regional de la Federación de Funcionarios de la Salud Municipal.

El dirigente agregó que “la funcionaria de Salud fue confirmada con Covid-19 el 23 de marzo, fecha en que “ingresó al Hospital Hernán Henríquez Aravena, donde fue entubada con una buena respuesta ventilatoria y luego fue dada de alta, enviada a su casa en la localidad de Lastarria, pero ayer fue reingresada a la Unidad de Hospitalización”.

“Acá se confirma que el manejo ventilatorio de estos pacientes en términos de cómo avanzan los cuadros clínicos, son sin duda de manera lenta, que requieren control y seguimiento, por lo tanto no podemos decir que en 15 días un paciente evolucionará satisfactoriamente en el cuadro clínico, porque otros funcionarios de la Salud llevan más de 30 días conectados a ventiladores mecánicos invasivo”, sostuvo.

La primera alerta sobre casos de pacientes donde se había reactivado el virus fue dada por Corea del Sur el 10 de abril. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Corea (CDC),  alrededor de 91 pacientes clasificados como curados en el país han dado positivo nuevamente.

SIN PLAN DE ACCIÓN

Desde que se decretó la fase cuatro –dice Mena– “nosotros establecimos una serie de instructivos que fueron bajados en diversas comunas de la región, lamentablemente en la comuna de Gorbea no tuvimos una respuesta satisfactoria en un comienzo, pero luego se tomaron las medidas a raíz de estos dos casos confirmados”.

“El carné sanitario, como lo llamó el Ministro de Salud,  es una aberración, no están las condiciones objetivas para decretarlo porque no hay garantías sobre la trazabilidad y seguimientos de los casos”, sostuvo Mena».

Carlos Mena, dirigente de los funcionarios de la Salud.

El dirigente dijo que “desde la autoridad sanitaria regional han existido una serie de dificultades para agilizar el contacto con la organización de trabajadores, porque hasta el día de hoy nadie se ha comunicado para señalarnos cuál será el plan de acción y el plan de cuidado para enfrentar la situación de los trabajadores de la Salud confirmados con Covid-19, estamos frente a una serie de dificultades que casi llegan a la negligencia del actuar de la autoridad sanitaria en la región”.

“El carné sanitario, como lo llamó el Ministro de Salud,  es una aberración, no están las condiciones objetivas para decretarlo porque no hay garantías sobre la trazabilidad y seguimientos de los casos”, sostuvo Mena.

El dirigente precisó que en La Araucanía hoy hay 24 trabajadores con Covid-19, uno de ellos en extrema gravedad, un total de 69 personas en cuarentena preventiva y dos con sospecha de contagio.

Pero esto no es todo, Mena reveló que tras conocerse el caso de las dos paciente internadas con Covid-19 han recibido denuncias de funcionarios del Centro de Salud de Gorbea, de gestos de discriminación por parte de los usuarios del sistema de salud. Una situación similar –dijo– se ha repetido en la comuna de Padre Las Casas.  

EL ALCALDE

En tanto, el alcalde de Gorbea, Guido Siegmund, precisó que esperan que la autoridad sanitaria pueda realizar una investigación para establecer cómo se generó el contagio de ambas trabajadoras de la Salud, aclarando que ellos no han pedido formalmente esta diligencia.

El jefe comunal sostuvo que han estado en contacto con las familias de ambas funcionarias del Departamento de Salud de la comuna que están internadas en el principal centro asistencial de la región, recibiendo los partes médicos diarios.

Al respecto, Alejandro Muñoz, funcionario del Centro de Salud Familiar de Lastarria y dirigente Afusam, dijo que en un comienzo el jefe comunal no asumió un rol muy activo en el apoyo a los funcionarios contagiados con Covid-19 y sus cercanos, incluso recordó que fueron los mismos trabajadores quienes ayudaron con provisiones a sus colegas.

El dirigente añadió que «una vez que comenzaron a aparecer más casos de Covid-19 en la comuna, el alcalde prestó ayuda», agregando que en últimas semanas se ha notado un cambio de actitud en la autoridad para ir en apoyo de las familias que viven situaciones muy complejas.

Pese a ello, cercanos a ambas familias esperan un rol más activo del Departamento Social de la Municipalidad de Gorbea, principalmente porque una enfermedad de este tipo siempre requiere de apoyo, de gastos imprevistos y la imposibilidad de generar recursos. Hoy dos jóvenes madres que lo necesitan.

Déjanos tus comentarios: