El senador Jaime Quintana y la diputada Andrea Parra (PPD) a través de una declaración pública le pidieron al Gobierno nombrar a un delegado presidencial para que tome las riendas de La Araucanía, tras el escándalo que estalló en la Seremi de Salud de la región.

Los parlamentarios precisaron que “es de público conocimiento la grave situación en que, debido al incumplimiento de protocolos sanitarios elementales, se encuentra el Gobierno Regional de la Araucanía. Una seguidilla de negligencias a partir de las acciones de la seremi de salud Katia Guzmán -que tenía el deber de dar el ejemplo en materia de resguardos frente a la propagación del coronavirus-, las cuales están siendo investigadas por la Fiscalía”.

Agregan que “la actual crisis de salud, producto de una pandemia global, requiere de una autoridad en forma, en pleno uso de sus capacidades y con total reconocimiento y confianza de la ciudadanía. Lamentablemente, en medio de esta crisis sanitaria, la región de la Araucanía vive un verdadero desgobierno”.

Hoy por hoy –afirma el comunicado– “el gobierno regional está descabezado, sin liderazgos ni instrucciones claras para todo el aparato público desplegado por el territorio. La Araucanía es una de las regiones con mayores carencias del país, y es justamente su población más vulnerable la que sufrirá de esta situación, pues la ausencia de directrices adecuadas y oportunas mina la capacidad de miles de funcionarios y funcionarias que están disponibles a dar lo mejor en esta crisis”.

En la declaración sostienen que “las autoridades que producto de la cadena de negligencias están afectadas de Covid-19 requieren de una consideración humanitaria. No parece pertinente que se mantengan en sus cargos, limitados en sus capacidades, cuando debieran concentrarse en su recuperación de la mejor manera posible”.

Los parlamentarios hicieron un llamado al Presidente Piñera a tratar de mejor forma a la región que lo respaldó en las elecciones pasadas.

“Por último, la ausencia de autoridades regionales implica, de parte del Gobierno del Presidente Piñera un desdén injusto. Conocido es que fue la Región de la Araucanía la que entregó el mayor porcentaje de votos para su postulación presidencial, y no merece tener como respuesta el abandono y menoscabo que está imperando hoy en la Intendencia”, sostienen.

Para el presidente del Senado, Jaime Quintana y la diputada Parra, nombrar la figura de “delegado o delegada presidencial, es una medida acorde con la dramática situación que enfrentamos, que ha sido usada en anteriores oportunidades, y que permitiría una mejor respuesta del aparato estatal, coordinando con los municipios y con el resto de la institucionalidad pública y privada, salvando vidas y resguardando la salud de la población en una de las regiones más golpeadas por el coronavirus”.

EL PARTIDO VERDE

Ante el llamado del senador Quintana y la diputada Parra,  las reacciones no se hicieron esperar. Los Regionalistas Verdes del Wallmapu “rechazamos tal solicitud de un delegado presidencial para la región. A pesar de que coincidimos en el vacío de poder, no compartimos cómo se quiere llenar ese vacío. La magnitud de esta pandemia, demanda la urgente necesidad de trasladar poder a los alcaldes y establecer una mesa de coordinación (mesa social) que asuma el vacío de conducción de las actuales autoridades (ya sea porque han sido víctimas del contagio generado por la Seremi de Salud o por incapacidad para tomar decisiones).

Agregan en el documento: “senador, diputada, es el momento de ejercer los liderazgos territoriales. No es el momento de seguir llamando al tutelaje de santiaguinos que vengan a hacerse cargo de nuestros temas”.

Déjanos tus comentarios: