El cuatro de marzo la Seremi de Salud de La Araucanía, Katia Guzmán daba una conferencia de prensa en la Intendencia explicando en un video cómo lavarse las manos para frenar la propagación del Covid19 y llamaba a la población a adoptar medidas de autocuidado. Se había conocido el primer caso en Chile de la pandemia.

Pero ayer el organismo público recibió un duro golpe. Uno de sus funcionarios dio positivo en el examen de Coronavirus, información que se supo a eso del mediodía. Se trata del ingeniero ambiental, Pablo Cabezas del Campo (de 47 años), jefe de la Unidad de Residuos del Departamento de Acción Sanitaria, quien permanece en cuarentena en su domicilio.

El trabajador había llegado hace unos días desde Brasil y tras retornar a sus labores compartió en varias ocasiones con diversos funcionarios, entre ellos la seremi Katia Guzmán. El jueves el paciente –según fuentes de la repartición– comenzó con alta temperatura y tos seca, siendo conminado por sus colegas a practicarse el examen, que dio positivo a Coronavirus.

UN PUNTO DE PRENSA

Pese a toda esta información, la autoridad sanitaria de la región siguió convocando a puntos de prensa, donde acudieron decenas de personas entre camarógrafos y periodistas para recibir los reportes diarios sobre el avance del Covid19 en La Araucanía. Uno de ellos fue el realizado el jueves a las 12.40 horas en el tercer piso de la Intendencia.

Pero quizás la acción más temeraria de Guzmán y que provocó malestar entre los funcionarios de la repartición pública, se registró ayer viernes cuando asistió a un punto de prensa realizado a las 19.30 horas en el Regimiento Tucapel de Temuco, pese a conocer que el resultado de los exámenes practicados al funcionario habían dado positivo al Covid-19. Aún se desconoce por qué la autoridad violó el protocolo que indica cuarentena inmediata por 14 días.

Incluso en la actividad la autoridad sanitaria entregó detalles de quiénes eran las tres personas nuevas que habían dado positivo al Covid-19, que aumentaron a 12 los casos en la región, precisando que uno de ellos era un funcionario de la repartición que dirige.

El 18 de marzo la seremi de Salud relató en un punto de prensa que un empleado de la Línea 10 había dado positivo al Covid19, tomando como medida enviar a cuarentena preventiva a todos los trabajadores de la empresa y llamó a los usuarios a que se sometieran a una cuarentena preventiva en sus respectivos domicilios. Los funcionarios de la Seremi de Salud de La Araucanía no se explican por qué la autoridad no actúa de la misma forma tras el caso positivo detectado en la repartición de Gobierno.

MOLESTIA

Los trabajadores –quienes pidieron reserva de identidad por temor a represalias– acusan una negligencia inexcusable de la autoridad sanitaria, quien no habría adoptado las medidas para evitar más contagios. Trascendió que este viernes otra funcionaria comenzó con síntomas similares a los provocados por el Covid19 y como estuvo en contacto con el trabajador que dio positivo, se encuentra en cuarentena. Hoy se sabrá el resultado del examen que se le practicó.

La fuente informó que hay una gran cantidad de funcionarios de la Seremi de Salud que se encuentran con licencia médica a raíz de lo ocurrido, ya que consideran que la entidad que debe velar por la salud de la población en esta pandemia, falló en sus protocolos internos, colocando en riesgo la salud de todos quienes ingresan y transitan por las dependencias de la repartición emplazada en calle Aldunate 512.

Pese a los mensajes enviados a la seremi de Salud de La Araucanía, Katia Guzmán, no ha sido posible conocer su versión de los hechos. Desde comunicaciones informaron que hablará hoy en el punto de prensa fijado para el mediodía.

Déjanos tus comentarios: