El Tribunal Oral en lo Penal de Temuco declaró culpable a Claudio Alejandro Tolosa Llanquinao, del crimen de Yini Sandoval y del incendio donde murieron sus tres hijos, hecho ocurrido el 29 de diciembre del 2016, en el sector San Antonio de la capital regional.

El Ministerio Público solicitó para Claudio Alejandro Tolosa Llanquinao la pena de presidio perpetuo calificado más las accesorias legales.

La audiencia de lectura de sentencia quedó fijada para el 29 de febrero a las 11.00 horas en el Tribunal Oral de la capital regional, ocasión en que se conocerá la pena que deberá pagar el condenado.

En la acusación el fiscal sostuvo que los “hechos configuran respecto de la víctima Yini Paola Sandoval Reyes, el delito de homicidio simple en grado de consumado. Y respecto de las víctimas el delito de incendio en calidad de autor”.

La resolución fue adoptada por la Primera Sala del Tribunal Oral en lo Penal de Temuco, integrada por los jueces Ximena Saldivia, José Ignacio Rau y Adriana Knopel.

LA ACUSACIÓN

En el auto de apertura del juicio la Fiscalía sostiene que el acusado “concurrió hasta el domicilio  ubicado en calle Malvoa Nº 1140 sector San Antonio de Temuco;  lugar en donde se encontraba la víctima doña Yini Paola Sandoval Reyes, junto a sus tres hijos menores de edad Ignacio Elías Sánchez Sandoval de 10 años, Valentín Felipe Acuña Sandoval de 6 años y Daniel Juvenal Toloza Sandoval de 2 años de edad, este último hijo del acusado Tolosa LLanquinao; inmueble al cual el imputado accedió sin dificultad alguna dado el conocimiento y confianza previa que mantenía con la víctima Yini Paola Sandoval Reyes en atención a la existencia de un hijo en común y de una relación sentimental entre ambos”.

“Luego de conversar y compartir con la víctima Sandoval Reyes al interior del living de la casa habitación indicada, el acusado Tolosa Llanquinao procedió a atacarla con una arma blanca ocasionándole una herida cortopenetrante cervical con sección completa de carótida común y yugular profunda derecha, además una herida penetrante torácica derecha con lesión de pericardio, aurícula derecha y pulmón, que le causaron la muerte en el lugar”, relata la acusación.

Agrega que “acto seguido, el acusado Tolosa LLanquinao, mediante un elemento portador de llama, procedió a prender fuego en el living de la casa habitación, provocando un incendio que no sólo ocasionó la destrucción total del inmueble, sino que además la muerte inmediata por carbonización de su hijo Daniel Juvenal Tolosa Sandoval y del menor Valentín Felipe Acuña Sandoval, mientras que el menor Ignacio Elías Sánchez Sandoval, falleció  días después a consecuencia de las graves lesiones sufridas a causa del referido incendio”. 

Déjanos tus comentarios: