La Fiscalía respondió a la petición de la defensa del acusado Carlos Alarcón Molina, quien le pidió al Tribunal Oral de Angol suspender el juicio oral por el crimen de Camilo Catrillanca –fijado para el 26 de noviembre– debido a las manifestaciones sociales que vive el país.

En el escrito el fiscal Roberto Garrido solicitó al tribunal rechazar dicha solicitud por diversas razones. Primero, porque en la solicitud de suspensión «no aparece fundamento normativo alguno que sustente la mencionada petición». 

Agrega que por el contrario existen fundamentos legales que obligan realizar el juicio en la fecha prevista, como la norma contenida en el inciso tercero del artículo 281 del Código Procesal Penal, «que mandataria a la celebración del juicio oral no antes de 15 días ni después de 60 días de notificado el auto de apertura, plazo que, de acceder a lo solicitado por la defensa del acusado se incumpliría abiertamente».

Por otro lado la respuesta enviada por el ente persecutor señala que la petición de suspensión contiene solo elucubraciones de la abogada defensora. «No ofrece prueba sobre la eventual cancelación de reservas de pasajes aéreos o terrestres que pudieran afectarla para concurrir a la audiencia fijada ni tampoco allegar antecedentes relativos a cómo la contingencia pudiese llegar a afectar el normal desarrollo de la audiencia de juicio oral», dice el documento que pide no dar lugar a la dilación de la audiencia programada para el próximo 26 de noviembre.

Déjanos tus comentarios: