Mañana miércoles, a las 9:00 horas, se iniciará en el Tribunal Oral de Temuco el juicio contra las cuatro personas acusadas del asalto con rehenes que afectó a la sucursal de la Caja de Compensación Los Héroes en la comuna de Galvarino,  el 24 de abril de 2018, entre los cuales se encuentra Alberto Curamil Millanao, ganador del Premio Ambiental Goldman, conocido como el Nobel Ambiental.

«Superando persecución y ataques violentos en su contra, unió a los chilenos para impedir la construcción de dos proyectos hidroeléctricos y proteger un río sagrado», fueron las palabras de los organizadores para argumentar la entrega del premio al lonko.

Hay que precisar que el dirigente mapuche no pudo asistir a la ceremonia de entrega del reconocimiento por encontrarse con la cautelar de prisión preventiva.

FISCALÍA

De acuerdo a la acusación de la Fiscalía, ese día cerca de las 8:30 horas, los acusados José Cáceres Salamanca, Victor LLanquileo Piquimán, Alvaro Millalén Gutiérrez y Alberto Curamil Millanao llegaron premunidos de armas de fuego y cuchillos tipo machete hasta la sucursal ubicada en Avenida León Gallo N°290 y esperaron a que el guardia, el encargado de oficina y el cajero ingresaran intimidarlos.

El Ministerio Público relata que una «vez dentro redujeron a las víctimas y bajo amenazas y malos tratos las obligaron a abrir la bóveda, de la cual sustrajeron aproximadamente $76.500.000.  Por la activación del botón de pánico Carabineros llegó al lugar y se mantuvo en el exterior mientras los acusados mantenían a las víctimas retenidas. Pasado unos minutos las cuatro personas decidieron salir de la sucursal haciendo uso de sus rehenes como escudos humanos y amenazando a los policías con matar a las víctimas si no se retiraban».

En el intento de fuga los asaltantes –dice la acusación– hicieron uso de sus armas e hirieron a uno de los uniformados en sus piernas. En la balacera  también resultó herido el cajero de la sucursal. 

La fiscalía precisa que «en el mismo lugar Carabineros detuvo a José Cáceres Salamanca, quien cayó herido por un proyectil. Víctor Llanquileo Piquimán fue detenido a corta distancia, cuando trataba de ocultarse en la ribera del Río Quillén, con  una ametralladora semiautomática, una mochila que contenía diversos cuchillos, municiones y una radio portátil que utilizaron para comunicarse entre ellos durante el asalto, además de un saco con más de $68.000.000».

El ente persecutor afirma que «los otros dos acusados, Álvaro Millalén Gutiérrez y Alberto Curamil Millanao, fueron detenidos  posteriormente  en sus domicilios. En el inmueble de este último la policía encontró una escopeta que tenía encargo por robo, otra de fabricación artesanal, munición de diverso calibre y otras especies asociadas al delito, entre ellas una radio portátil que tenía grabadas las mismas frecuencias encontradas en el equipo de Llanquileo».

LAS PENAS

La Fiscalía de Alta Complejidad solicita para todos los acusados  penas de 20 años de presidio por el robo con violencia calificado (con retención de personas) y 10 años y un día de presidio por el homicidio frustrado a carabinero de servicio. Adicionalmente se piden para ellos distintas penas por delitos como porte ilegal de arma de fuego prohibida (2 de ellos usaban armamento de guerra), porte ilegal de arma de fuego convencional, tenencia ilegal de munición, violación de morada y la receptación de una escopeta que estaba encargada por robo desde Victoria.

En el juicio los fiscales ofrecerán 38 testigos y 19 peritos, además de prueba material como los registros audiovisuales captados por particulares con teléfonos celulares y los videos de las cámaras de seguridad de la sucursal.

Déjanos tus comentarios: