La defensora de los Derechos Humanos en Argentina, cofundadora de las Madres de Plaza de Mayo, Nora Cortiñas, solicitó que “el Gobierno no reprima más a este pueblo y que renuncie si no puede manejar esta situación”.

La dirigente trasandina (de 89 años) llegó hasta Temuco como parte de la Misión de Observación de DDHH, para recoger testimonios sobre violaciones a los DDHH ocurridos en La Araucanía y el país en el marco de las protestas sociales.

La sicóloga pidió que “renuncien todos los ministros, que hagan una constituyente, que dejen participar a la gente para la autodeterminación de los pueblos, los pueblos eligen por quién quieren ser gobernados”.

Respecto a los testimonios que ha escuchado durante la jornada, Cortiñas dijo que “cada testimonio es el horror, ya no podíamos imaginarnos que íbamos a seguir en esta Latinoamérica tan vapuleada, tan perseguida por los sistemas represivos”.

En tanto, José Aylwin, sostuvo que el llamado estallido social tiene su explicación en que “Chile tiene un rezago profundo en su institucionalidad para garantizar la participación política efectiva, eso lo demuestran la abstención electoral en las elecciones últimas elecciones, también la baja credibilidad en las instituciones del Estado y en los partidos píticos”.

Aylwin afirmó que “esto tiene su origen en el marco institucional heredado de la dictadura, que no obstante sus muchísimas modificaciones, no ha logrado garantizar una sociedad inclusiva y plenamente democrática. En ese contexto, en que surge una protesta social pacífica, multitudinaria, que también tiene hecho de fuerza, hechos que desde la perspectiva de los DDHH humanos, también condenamos, sin embargo, el actuar del Estado, ha sido, a todas luces, desmedida”.

Así lo precisan –dijo Aylwin­– “las cifras inobjetables del INDH, de los miles de detenidos, de los miles de heridos, de las personas fallecidas, de las personas torturadas, de las personas abusadas sexualmente, nos hablan de una realidad que pensábamos superada, pero que lamentablemente no está superada, eso da cuenta de una violación masiva y sistemática de los DDHH, que no puede permitirse en esta sociedad”.

La Misión de Observación de DDHH permanecerá en La Araucanía hasta este domingo.

Déjanos tus comentarios: