El bus Mercedes Benz que transportaba a los estudiantes del Liceo Agrícola San Sebastián de Perquenco y que dejó tres muertos en la ruta que une Victoria con Caracautín, era una bomba de tiempo.

Según los antecedentes recopilados por Libertaddigital.cl, la máquina no sólo transitaba con un permiso de circulación falso, además registra 140 multas impagas, según el certificado del Registro Civil e Identificación. (Ver Documento).

La mayoría de las infracciones son del 2014 a la fecha y fueron enviadas a los Juzgados de Policía Local de las comunas como Estación Central, San Bernardo, Pudahuel, Santiago, entre otras.

La última sentencia que recibió quien manejaba el vehículo fue el 6 de junio del 2019 del Juzgado de Policía Local de San Bernardo, por no respetar las señales del tránsito.

El Certificado de Inscripción y Anotaciones Vigentes, revela que el bus año 2003, perteneció a la empresa Bio Bio Spa. El 2012 fue vendido a Walter Arrigorriaga Mardones y en 2014 fue comprado por Bernardita del Carmen Valdés Sepúlveda, quien aparece como dueña actual. (Ver documento).

El fiscal Iván Isla solicitó el sábado ante el juez de Garantía de Curacautín ampliar hasta el martes la detención del conductor del bus, identificado como Benjamín Edmundo Toledo Ibarra.

El persecutor aseveró que “se constató que el permiso de circulación del vehículo conducido por el señor Toledo Ibarra, resulta ser un permiso de circulación falso”.

Isla aseveró que “el documento estaba supuestamente emanado desde la Municipalidad de Huechuraba, lo que no es así, por lo que es necesario avanzar en algunas diligencias”.

Tras acoger la petición del Ministerio Público, el tribunal fijó la audiencia de formalización de cargos para el martes a las 11 horas en el Juzgado de Garantía de Curacautín.

Hay que precisar que los fallecidos en el accidente fueron identificados como Marcela Vanesa Garrido Ñanco, Yasminne Verónica Córdova Zapata y Benjamín Emanuel Álvarez Cifuentes, todos estudiantes cuyas edades fluctúan entre los 16 y 18 años.

¿Quién contrató el servicio del bus? ¿Por qué el bus no había sido sacado de circulación? ¿Falló la autoridad competente en la materia? Muchas preguntas sin respuesta para una tragedia que enlutó a toda una comunidad estudiantil. 

Déjanos tus comentarios: