El Tribunal Oral de Temuco condenó a Luis Alfredo Mora Canío (de 30 años), a cumplir la pena de 3 años y 1 día de presidio como autor de un delito contemplado en la Ley Emilia, por no detenerse, prestar ayuda y dar cuenta a la autoridad luego de dar muerte a un peatón, hecho ocurrido el 23 de julio del 2016.

En la acusación, la fiscal Claudia Turra relató que cerca de las 17:00 horas de ese día, el acusado, quien conducía en dirección a Temuco un automóvil marca Lada, por el camino público Ralun-Coyan, atropelló a Neftalí Tripailao Morales, quien falleció en el mismo lugar.

La persecutora penal agregó que el chofer, quien se desempeña como soldador, no detuvo la marcha del vehículo que conducía, abandonando el lugar del accidente sin prestarle la ayuda a la víctima ni dar cuenta a la autoridad, solicitando la pena de cuatro años de presidio para el chofer.

En la investigación resultaron claves las imágenes de las cámaras de seguridad de una empresa de áridos ubicada a unos 200 metros del lugar del accidente, que permitieron identificar el vehículo.

El tribunal determinó que la pena privativa de libertad se da por cumplida, en atención al tiempo que el condenado permaneció sujeto a la cautelar de arresto domiciliario parcial que decretó en su momento en Juzgado de Garantía.

El veredicto fue entregado por los jueces Luis Torres, José Rau y Mauricio Reuse, en la audiencia de lectura de sentencia realizada ayer martes.

Déjanos tus comentarios: