El reporte de la actividad volcánica del Observatorio Volcanológico Andes del Sur (Ovdas) evacuado a las 17 horas de hoy y que está disponible en la página del Sernageomin, recomienda a las autoridades implementar todas las medidas que permitan tener una respuesta rápida ante una erupción del volcán Villarrica, que se encuentra con alerta naranja desde el lunes.

“Cabe destacar que un ciclo eruptivo explosivo de magnitud similar a marzo del 2015, podría presentar un rápido desarrollo, con la generación súbita de avalanchas y lahares. En consecuencia, se recomienda implementar las medidas necesarias para una rápida respuesta”, sostiene el documento.

LOS EXPERTOS

Las características morfológicas observadas en la zona cratérica durante el sobrevuelo del día de hoy –dice el oficio- son coherentes con la sismicidad presentada y los registros en la estación de infrasonido, evidenciando una clara sobrepresión del sistema volcánico, que corroboran el sellamiento parcial de una cubierta piroclástica en el conducto superior.

El documento agrega que “aún continúa el comportamiento sísmico informado, manifestándose fluctuaciones en la energía de las señales tipo tremor registradas”.

El informe concluye que “lo anteriormente permite inferir que el sistema volcánico se encuentra en una etapa de desequilibrio y aun no alcanza un reposo habitual. Con base en la actividad actual del volcán Villarrica, se espera la ocurrencia de explosiones asociadas a la intensificación de la dinámica del lago de lava, que a su vez generarían procesos volcánicos de alta energía como la proyección de fragmentos balísticos y escorias lo que podría impactar en torno a 2 km del cráter, pudiendo generar un depósito inestable”.

Los especialistas precisan que “dada la morfología de la zona cratérica, no se descarta la ocurrencia de avalanchas mixtas y lahares, especialmente hacia el flanco norte por las cabeceras de los valles del Turbio-Pedregoso, Zanjón Seco-Carmelito y Correntoso; por lo tanto se sugiere mantener especial precaución en las quebradas y valles que nacen del volcán”.

En tanto, el oficio plantea que “datos aportados por el sobrevuelo realizado el día de hoy, permitió observar un cráter parcialmente obstruido por una cubierta de piroclastos, y sobre ésta, la participación de dos “vents” activos (orificios).

Agrega que “sobre la nieve fresca se observó abundante material particulado depositado alrededor del cráter hasta unos 500 metros de distancia. Asimismo, se detectaron impactos de balísticos evidenciando la actividad estromboliana y explosiones menores”.

ANÁLISIS

El volcán Villarrica corresponde a uno de los volcanes más activos del país, con alta recurrencia de erupciones observadas en tiempos históricos, cuyos estilos eruptivos predominantes han sido de baja a moderada explosividad (hawaiiano a estromboliano).

Posee un lago de lava cuasi-permanente en superficie y en los últimos 100 años se han reportado 5 erupciones significativas, la última, registrada en marzo de 2015, emitió fragmentos balísticos tipo “spatters” (salpicaduras de lava) en torno al cráter, y generó lahares encauzados por el fondo de las quebradas dirigidas hacia el norte, con alcances del orden de 10 km desde el centro de emisión.

Los recientes parámetros de monitoreo detectados por la red instrumental, indican un aumento en la energía del sistema magmático, lo cual podría intensificar la dinámica del lago de lava que se mantiene cerca de la superficie. En este contexto, es posible la ocurrencia de explosiones menores a moderadas que podrían impactar áreas cercanas al cráter.

En particular, se espera con una alta probabilidad, emisión de fragmentos balísticos con alcances máximos en el orden de los 2 km (ver mapa adjunto). Adicionalmente, se considera un escenario de menor probabilidad, un proceso eruptivo explosivo de magnitud moderada, similar a la erupción del año 2015, asociado al aumento intempestivo en la actividad del sistema volcánico.

En esta condición, se espera la ocurrencia de explosiones de mayor energía y volumen, en las cuales fragmentos balísticos podrían acumularse en los alrededores del cráter de manera inestable y generar avalanchas mixtas de detritos volcánicos, hielo y nieve, las que podrían desencadenar lahares de bajo a moderado volumen encauzados por los ríos y/o quebradas de las cuencas que drenan el volcán (ver mapa adjunto). (Fuente: Sernageomin)

Déjanos tus comentarios: