El diputado Sebastián Álvarez (Evópoli) valoró el rechazo de los seremis de La Araucanía al proyecto que pretendía instalar la Central Hidroeléctrica Los Aromos en la cuenca del río Toltén, que iba a intervenir 112 hectáreas para generar 19,9 megawatts de energía eléctrica.

El parlamentario aseveró que “lo primero manifestar mi alegría porque en esta decisión regional ha primado el sentido común, ha primado el sentido regional y el respeto a la vocación productiva de todos los habitantes de la cuenca del Toltén”.

El congresista dijo que el rechazo a la central “significa que se ha escuchado técnicamente la argumentación de la actividad turística, vinculada a la pesca recreativa y eso es muy significativo, porque marca un precedente importante para la región y para todos los proyectos que se quieran instalar en las cuencas de nuestro ríos”.

Álvarez afirmó que “hemos dicho no a la central Los Aromos, como una forma de dejar claro que en La Araucanía queremos trabajar en forma sustentable respetando y resguardando nuestros recursos naturales. Valorar a todos los seremis que han tomado una determinación significativa rechazando el proyecto entendiendo que lo están haciendo con fundamentos técnicos, que deja declaro que la región quiere un desarrollo sustentable vinculado al Plan Impulso que lidera el Presidente Sebastián Piñera”.

Según la información que está disponible en la página del Servicio de Evaluación Ambiental (SEA), el proyecto que enfrenta el rechazo de la comunidad aledaña al Toltén, significa una inversión de 91 millones de dólares y contempla la construcción de un parque fluvial.

Déjanos tus comentarios: