Generar un modelo de gestión que permita a La Araucanía producir papa semilla certificada con un alto estándar de calidad y de manera autónoma, es uno de los grandes objetivos de el nuevo modelo de gestión ejecutado por Inia Carillanca, gracias al financiamiento del Gobierno Regional. El impacto de la iniciativa permitirá terminar finalmente con la dependencia de papa semilla de otras regiones. 

Cabe señalar que este programa se refiere al diseño de un modelo de gestión que incluye la ampliación de los espacios del Laboratorio de Cultivo de Tejidos Vegetales del Centro Experimental Inia Tranapuente (ubicado en la comuna de Carahue), además de  la construcción de un invernadero con tecnología automatizada y la instalación de una bodega para el almacenamiento de los minitubérculos. 

“Dicho modelo permitirá vincular todos los espacios relacionados con el establecimiento, multiplicación, escalamiento y mantenimiento del material parental como una sola unidad, siguiendo un flujo de trabajo que garantiza la inocuidad del producto desde que se inicia el cultivo, bajo condiciones in vitro, hasta la obtención de minitubérculos con un alto potencial productivo, cumpliendo de esta manera con la normativa de producción de papa semilla que exige el país”, explicó Patricio Méndez profesional de Inia y encargado del programa.

Esta inversión permitirá contar con capacidad adecuada, tecnología de punta que hoy usan las grandes empresas del rubro, mantener un control de calidad de la semilla generada. Con la implementación de estas nuevas tecnologías se espera mantener un flujo de 50 mil plántulas de distintas variedades de papa en cada etapa de siembra, es decir, cada tres meses, con lo cual se espera alcanzar las metas productivas que plantea este programa que asciende a mil 800 toneladas. Semilla que estará a disposición de los multiplicadores y productores de La AraucaníaSegún lo informado por Aldo Arriagada, Subdirector de Administración y finanzas de INIA Carillanca, el modelo de gestión que sustenta el programa considera una inversión importante en invernadero y laboratorios que asciende a 290 millones de pesos y en  6 bodegas por un monto de 103 millones de pesos.  “Estas bodegas estarán instaladas en distintos lugares: Carillanca, Saavedra, T. Schdmit, Carahue, Freire y, Gorbea, municipios que son parte del Convenio Tranapuente, que anualmente y de manera paralela entregan 5 millones 895 mil pesos, sumado a los 19 millones que aporta Indap”, comentó. 

Déjanos tus comentarios: