“La acción de los weichafes, de los distintos ORT, y de otras expresiones de resistencias hermanas, de otras organizaciones autonomistas, han situado un escenario favorable para la reconstrucción del pueblo nación mapuche”.

Así lo afirmó el vocero de la Coordinadora Arauco Malleco (CAM), Héctor Llaitul, en el lanzamiento del libro «Chem ka Rakiduam. Pensamiento y acción de los ORT de la CAM’, actividad que se desarrolló la tarde de este viernes en el Hogar Mapuche Pelontuwe de la Ufro.

MOMENTO HISTÓRICO

Llaitul agregó que “hay un dejo, que tiene que ver con la recomposición del mundo mapuche, porque los weichafes han cumplido su función de mantener a raya al modelo neoliberal que arrasa contra nuestras comunidades”.

El vocero de la CAM dijo que las acciones directas han ayudado a la reconfiguración del pueblo nación mapuche.

“Hay zonas en que el empresariado no puede entrar, zonas controladas por el movimiento mapuche más firme. Lo que nosotros estamos planteando es que una vez logrado el desalojo del capital, de la lógica del mercado, del poder centralizante del Estado, se hace necesario ahora es que las autoridades tradicionales mapuches y las comunidades estableciéndose como lof puedan ir reincorporando a este espacio que está disponible. Hay un vasto territorio en el que el movimiento mapuche se tiene que hacer cargo, para reconfigurar esa territorialidad para el pueblo nación mapuche”, afirmó.

Llaitul sostuvo que “esto lo tienen claro las autoridades y la clase política, por eso han ido interviniendo con el movimiento mapuche tratando de coaptarlo a través de planes, programas y proyectos, a través de esta dependencia del quehacer político, con el Plan Araucanía, ahora con la Consulta, con la idea de atraer al movimiento mapuche al sistema”.

Agregó que incluso “hoy las forestales están condescendientes con muchas políticas interna del movimiento mapuche autonomista, tratando de volverlos contratistas, ser más amable con sus espacios, tratando de incluirlos en sus proyectos de producción, incluso, llamándolos para que sean accionistas, con la idea de penetrar el mundo mapuche y arrastrarlos a esta política extractivita”.

El vocero de la CAM afirmó “que la disposición que no tiene el empresariado es entregar los predios, eso se ha sido logrado con sangre, sudor y lágrimas, con lucha real. Acá está Juan Pichún, donde hubo un proceso de recuperación de más de 2.600 hectáreas en su zona, donde la CAM tuvo un papel importante con acción directa y control territorial, donde hay un repliegue de las forestales”.

EL LEGADO

El dirigente mapuche aseveró que “los mapuches que estamos en esta propuesta, nos sentimos orgullosos de ser depositarios de lo mejor que nos legó nuestro pueblo nación mapuche, el no vivir de rodillas y levantar la dignidad de un pueblo luchando, pero luchando de verdad, no discursivamente, sino luchando en el terreno concreto, a través de control territorial y las acciones de sabotaje contra el capitalismo y en contras de nuestros verdaderos enemigos históricos”.

Llaitual añadió que “la respuesta del Estado es instalar un escenario de guerra, no lo instala el pueblo mapuche, lo instala el sistema, responde con esto, con restablecer la doctrina de seguridad nacional, la lógica del enemigo interno y nos combate. ¿Qué desarrollo el pueblo mapuche? Resistencia, estas acciones son acciones de resistencia que tiene que ver con hacer frente a la actividad empresarial e industrial que arrasa con nuestros territorio ancestral, no existe otro mecanismo. Ha sido la lucha, la acción directa uno de nuestros componentes fundamentales en nuestro quehacer.

En la actividad también participó el lonko Juan Pichun de Temulemu y la machi Millaray Huichalaf del territorio de Pilmaiken.

Déjanos tus comentarios: