Indignados están los familiares del kinesiólogo Joaquín Bustos Palma (de 27 años), luego que se perdieran seis órganos que habían sido donados para ser trasplantados porque no había avión para trasladarlos a Santiago.

El joven temuquense, amante de la bicicleta (en la foto principal), ex alumno del Colegio Bautista, sufrió un aneurisma el viernes y falleció en la Clínica Alemana de Temuco el sábado, generándose de inmediato la intención de la familia de donar sus órganos, pero su deseo que había manifestado en vida no prosperó porque falló el transporte.

René Puig, familiar del fallecido, sostuvo que esto “es un doble dolor, primero es doloroso que fallezca alguien cercano y después un dolor para las familias que estaban esperando estos órganos, nosotros como familia estamos choqueados con lo que ha pasado”, sostuvo.

Agregó que “Joaquín donó estos órganos para darle la posibilidad de vivir a otras personas y por una negligencia no llegó el avión con el equipo médico, a él lo tuvieron esperando en la clínica horas y lamentablemente lo se pudo concretar, es para no creerlo”.

Joaquin Bustos Palma.

Carlos Baumert, quien es médico y cuñado de Joaquín, relató que el fallecimiento “se produjo a las 14.30 horas del sábado, él ingresó con un aneurisma, con hemorragia intracraneal y desde el día anterior la familia tomó la determinación de respetar la decisión de Joaquín de donar sus órganos”.

El facultativo agregó que “una vez que se constata la muerte se echar a andar el protocolo de procuramiento de órganos y que a las 22.00 horas venía un equipo de Santiago para procurar órganos como pulmones, pero se acercaba la hora y no había mucho movimiento, y se nos informa que lamentablemente de Santiago no iban a poder venir los especialistas porque no estaban los aviones para traer a la gente de Santiago”.

INVESTIGACIÓN

A raíz de lo ocurrido, el ministro de Salud, Jaime Mañalich, dijo en su cuenta de twitter que “es evidente que el actual centralismo no es adecuado para trasplante de órganos. Me declaro firmemente partidario de crear una Unidad de Trasplante multiorgánico en Temuco”.

En tanto, René Lopetegui, director del Servicio de Salud Araucanía Sur, junto con lamentar lo ocurrido, sostuvo que “cuando fallece el paciente se activan los protocolos de la clínica y un equipo del Hospital Regional extrae los órganos para ser trasladados a cualquier parte del país”, agregando que será materia de una investigación que ordene el Ministerio de Salud determinar por qué no llegaron a destino.  

Al respecto, el diputado Andrés Molina (Evópoli) solicitó a las autoridades la realización de un sumario para determinar responsabilidades en lo ocurrido.

En la página Yodonovida.minsal.cl se precisa que durante 2019 han habido 80 donantes de órganos, que hay un total de 2008 personas que esperan por un trasplante y que en lo que va del año se han realizado 245 trasplantes, cifra que en 2018 llegó a 349.

Respecto a los a los donantes fallecidos, las cifras indican que durante todo el 2017 hubo 173, en 2018 se registraron 119 y en lo que va del 2019 van 80.

Déjanos tus comentarios: